Palmar de Junco: Rescatar su identidad

Recientemente publicamos en este blog, un trabajo relacionado con la preocupante situación del que, para muchos, incluyendo este comentarista, debe ser el templo de la fama del béisbol cubano. Hoy traigo a la consideración de usted amigo lector, este artículo publicado por el reconocido periodista matancero Dagoberto Arestuche Fernández, que considero muy oportuno, a propósito de celebrarse el próximo día 27 de este mes el aniversario 136 del primer juego oficial de béisbol en Cuba…

El estadio Palmar de Junco se extingue, y con él parte de la historia del béisbol cubano, comenzada en sus terrenos un ya lejano 27 de diciembre de 1874, con la celebración del primer juego oficial celebrado en Cuba, entre novenas de La Habana y Matanzas, favorable a la primera, 51 corridas por nueve.

Podemos convertirnos, los de esta tierra yumurina, en mudos testigos de la pérdida de una reliquia legada por generaciones de peloteros locales y de otras latitudes del país y allende sus fronteras, quienes también prestigiaron y veneraron a esos terrenos como suyo propio.

Es el único de su tipo activo en el mundo, porque el otro con más cantidad de años desde su fundación, el Coo Pers ’town, Estados Unidos, hace unos años se desmanteló y comercializó en pedazos.

Merecen Emilio Sabourín, participante del memorable primer encuentro y mambí en la manigua redentora, ‘El Inmortal’ Martín Dihígo, Limonar Martínez, José de la Caridad Méndez, Alfredo Luque y Manuel Alarcón, además de Conrado Marrero, Braudilio Vinent, Gaspar “Curro” Pérez, Félix Isasi, los hermanos Sánchez y Rigoberto Rosique. Este último dijo: “A él debo cuanto soy, allí aprendí y dejé lo mejor de mí como pelotero. Duele verlo así”.

Es deprimente el estado de las gradas y techo, cercas, muros, pizarra y áreas aledañas. Sus torres de alumbrado, por falta de mantenimiento, se deterioraron y fueron derribadas.

Cabe preguntarse cómo fue posible llegar a tal estado de abandono de lo que debió ser por derecho propio un estadio reluciente: Monumento Nacional y sede del Salón de la Fama del Béisbol Cubano, porque allí nació.

Además de lo que en sí constituye, es también una fuente inagotable de referencia turística, porque a qué visitante extranjero no le gustaría conocer el parque beisbolero más antiguo del planeta, donde, como explicó Ramón de Zayas, comisionado de la disciplina en Matanzas, se prepara a jóvenes peloteros, devenida la instalación academia de aprendizaje.

A todos y cada uno de los matanceros debe dolernos cuando personas de otras provincias y países nos preguntan por ese parque beisbolero. Nos avergüenza no poder mostrarle el estadio que debe ser, para orgullo de todos los cubanos.

Pero, el Palmar de Junco no es solo de los lugareños, es de Cuba, y su remozamiento compete a las autoridades deportivas del país, hasta la fecha sin interés alguno por repararlo.

No solo para convertirlo en Monumento Nacional y Salón de la Fama, sino en lo que debe ser: patrimonio cubano de incalculable valor, bello, engalanado. El béisbol es parte de la cultura y tradición cubanas, y ese estadio es el Templo de ese deport

DIVERSOS CRITERIOS
“Su área competitiva se considera la mejor del país, su drenaje es casi natural. Llueve intensamente y a los pocos minutos puede jugarse en ella. La utilizamos en preparar atletas, incluidas mujeres”, aseveró De Zayas.

Las consultas entre aficionados de diversas generaciones, seguidores de ese deporte, coinciden en que debió cuidarse para no llegar a la actual situación.

Si bien, se reconocen las necesidades económicas actuales, manifestaron que desde muchos antes, incluso del Período Especial, pudo erigirse allí el Salón de la Fama y conservarlo como debió ser.

“Pudimos hacerlo nosotros porque está aquí. Siento pena cuando compañeros de trabajo de otras provincias critican como está. Ni siquiera un letrero señala que es el Palmar de Junco”, manifestó Igelberto Moreno, chofer de la Termoeléctrica Antonio Guiteras, versado en el pasatiempo nacional.

NO HAY PRESUPUESTO
Por su importancia, el tema obligó al intercambio con Yoel Pérez Arencibia, quien en calidad de presidente del Consejo de la Administración Provincial, manifestó que se realizó un levantamiento sobre las necesidades existentes en la histórica instalación.

Aseguró el entrevistado que existe voluntad e interés en los Gobiernos a esa instancia y municipal, así como por la Dirección del organismo deportivo en restablecer su imagen, por lo que acudieron al lugar especialistas en construcción y los principales implicados.

Para conocer cómo, quién y cuándo se materializaría la necesaria inversión dialogamos con José Ricardo Suárez Bueno, titular del Deporte en la provincia.

“Hicimos el levantamiento junto a los especialistas del Contingente de la Construcción V Congreso, definiéndose qué hacer en las gradas, techo, puertas, muro, áreas verdes, etc, pues queremos hacer un mantenimiento general, aunque hace alrededor de tres años se realizó, pero no cuanto deseábamos.”

“Sin embargo, al faltar la entrega de madera, cemento, planchas de cubierta y demás, no se firmó el convenio con la entidad constructiva.”

¿Entonces no hay nada, solo voluntad?
“Está el interés de remozarlo por completo, pero ahora no hay presupuesto para acometer la tarea, porque el de este año se utilizó en el desmantelamiento y extracción de escombros del Ateneo Deportivo Aurelio Janet. También acometimos el remozamiento del Victoria de Girón para la Serie Nacional de Béisbol. Se mejoraron algunas áreas, también la nueva pizarra y se pintó. Todo requiere dinero y no alcanza.”

¿Quiere decir que el Palmar de Junco tendrá que esperar por el 2011, pues con buenas intenciones no basta, sobre todo en momentos en que el país trabaja profundamente en reorganizar y mejorar su política económica?

“Por el momento no puede hacerse nada, debe esperarse por el presupuesto de 2011.”

Ojalá que el Palmar de Junco llegue a ser algún día lo que todos queremos, y no un recuerdo para quienes lo conocemos.

Foto: Ramón Pacheco Salazar
Tomado del periódico Girón.

1 comentario

Archivado bajo Béisbol Cubano, Martín Dihígo., Matanzas, Palmar del Junco, Primer Juego, Salón de la Fama.

Una respuesta a “Palmar de Junco: Rescatar su identidad

  1. Hola:
    Yo también soy uno de los que quisiera ver algún dia este satadium remozado.
    Allá por los años 90 y poco, escuché que lo iban a hacer. Ya hace casi 20 años.
    Espero que no pasen otros 20…a menos que estén muy familiarizados con Gardel…
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s