Vivió Contramaestre la Vuelta a Cuba

Por: Álvaro Álvarez Díaz
Fotos: Arnoldo Fernández Verdecia

No quedó nadie en casa, comentó un veterano aficionado al deporte, quien trajo al nieto para que también disfrutara del paso de los ciclistas que protagonizan la XXXV vuelta a cuba, un acontecimiento que es tradicional en este pueblo desde hace más de treinta años.

Masivo respaldo de los habitantes de Contramaestre que colmaron las aceras, de unos dos kilómetros de extensión, ubicadas en los laterales de la carretera central, principal arteria del poblado cabecera, para presenciar el singular espectáculo.

Los intrépidos pedalistas que largaron frente a la posta tres del antiguo cuartel Moncada, en la heroica Santiago de Cuba, asumieron el reto que representa la elevación Puerto Moya en el kilómetro 22, donde el cubano Raúl Granjel logró llegar primero, en tanto la meta intermedia ubicada en la ciudad de Palma Soriano (Km 45) representó victoria para el también criollo Rubén Companioni.


Por toda la carretera central se desplazó el compacto pelotón hasta que en el kilómetro 60 se desprenden cinco corredores, y en la entrada de Contramaestre el morocho John Nava logra zafarse y entra primero en la meta volante, seguido por los cubanos Agustín Martínez, Eloidis Griñán y Ángel Castillo.

Minutos antes del suceso, los integrantes de las peñas deportivas de este territorio, efectuaron un breve encuentro con algunos de los hijos de Contramaestre que asistieron al mayor certamen del ciclismo de ruta en Cuba, entre los que sobresalen David Tamayo Solá, en seis ocasiones, Magdiel Matos Valdés, tres veces como atleta y una en funciones de mecánico, mientras Edelevián Matamoros Calzada, en dos oportunidades.

Niños y jóvenes de aquí tuvieron el privilegio de intercambiar con atletas que en los años setenta del siglo XX, representaron a esta zona del oriente cubano en múltiples y exigentes competencias.

No hay duda que el trayecto es agotador, son 185 kilómetros, entre Santiago de Cuba y la bella y acogedora ciudad de Manzanillo, por cierto se conoció que en la meta volante de Bayamo, ubicada en el kilómetro 125, el venezolano Darwins Urrea se adelantó a su coequipero John Nava, y los cubanos José Miguel Rodríguez y Carlos Arias quienes entraron por ese orden.

Todo parece indicar que los venezolanos vinieron con intenciones de convertirse en protagonistas de la lid pues, la etapa fue ganada por el representante de esa hermana tierra, Wilmen Bravo, seguido del también morocho Miguel Ubeto y el ibérico Joaquín Sobrino.

Para este viernes está señalada la cuarta etapa del giro que comprende Bayamo-Holguín, 86 kilómetros, con metas intermedias en Cauto Cristo y Cacocúm.

Deja un comentario

Archivado bajo aficionados., Ciclistas, Contramaestre, espectáculo, Glorias deportivas., pedalistas, vuelta a Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s