Asumir el reto, con exigencia en el terreno

Campo de Tiro “Antonio Maceo”

Por: Álvaro Álvarez Díaz
Fotos:Sandra Gómez Mosquera

Comenzó un nuevo año, que indudablemente será muy exigente para el movimiento deportivo cubano, nuevos compromisos nacionales e internacionales se incluyen en el amplio calendario competitivo, en la mayoría de los casos clasificatorios para lides continentales, olímpicas y mundiales.

Uno de ellos llama poderosamente la atención de muchos aficionados, la Primera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, quizás por lo novedoso que resulta, y porque se consideran punto de partida con vista al futuro, en disciplinas que necesitan el imprescindible fogueo, así como consolidar los conocimientos técnicos y tácticos.

Inspirados en este importante evento, que reunirá a más de tres mil atletas de unas 205 naciones, entre las edades de 14 y 18 años de edad en Singapur (14 al 26 de agosto), los alumnos-atletas, entrenadores, activistas y profesores de educación física, de las áreas y centros estudiantiles, del Reparto: “Patricio Lumumba” de Contramaestre, municipio de la provincia de Santiago de Cuba, ubicado a unos 890 kilómetros al Este de La Habana, se han trazado objetivos de trabajo muy específicos, a mediano y corto plazo.

“Aunque parezca un sueño irrealizable, pensamos seriamente en el futuro. Ahora se incrementan las posibilidades y está incluido en los planes, buscar el talento donde esté, es cierto que no contamos con todos los implementos para la práctica sistemática de cada especialidad, pero es una meta inmediata presentar niños que tengan las condiciones físicas requeridas para desempeñarse con éxito en algún deporte”…así se expresa el Msc: Laidemar González Rodríguez, subdirector de Actividades Deportivas en el Complejo Deportivo de Lumumba.

Motivado por tanto optimismo, decidí intercambiar unas horas con un colectivo laboral que se entrega a su profesión y tiene bien definidas sus aspiraciones…
“Aquí se practican seis deportes: lucha libre, taekwondo, fútbol, voleibol, béisbol, y tiro deportivo –continúa Laidemar-, los técnicos saben que el principal objetivo es observar, valorar y preparar los niños interesados en alguna de las disciplinas mencionadas, que sean capaces de asimilar los detalles técnicos primarios, para aspirar, entonces, a ingresar en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) donde se perfecciona el atleta”.

¿Pero eso lo dejan ustedes a la espontaneidad del padre que decida traer el niño al área, o existe algún vínculo con la escuela… la comunidad?
“Cada entrenador asiste, previa coordinación, a las pruebas de eficiencia física que se realizan en los centros estudiantiles, en la enseñanza primaria y la media superior, y realiza una precaptación, teniendo en cuenta algunos requisitos que determinan la inclusión posterior en la matrícula del área”.

“Además se efectúan festivales deportivos los fines de semana, y ahí se aprovecha también el momento para observar las habilidades de los infantes que concurren ocasionalmente a esas actividades, incluso se ha dado el caso de niños y adolescentes, que viven distante de la zona urbana y los padres lo traen a las instalaciones”.

“Claro, no todo ha sido color de rosa, hay niños y adolescentes que vienen a las áreas y por la falta de algunos implementos, pierden la motivación, por ejemplo, la práctica del tiro deportivo se ha limitado mucho, por los problemas constructivos que presenta la estructura del campo de tiro, hay escasez de municiones, el área de lucha libre es muy reducida, las niñas de voleibol practican en la arcilla y los de taekwondo se refugian en la zona foul del estadio de béisbol”.

¿Y cómo es posible tanto optimismo, profesor?
“Ahh, tenemos un claustro de entrenadores muy joven, pero con muchos deseos de salir adelante, de imponerse a los obstáculos, imagínese que para el curso escolar deportivo que comienza en el mes de septiembre en la EIDE, están captados once alumnos-atletas de aquí, cuatro en taekwondo, dos en tiro deportivo, una en voleibol y otros cuatro en lucha libre, además entrena en ésta área, Elsa Arias Quiñones, campeona nacional de la categoría 11-12 años, en fusil”.

“El terreno del estadio “Daniel Reádigos” que pertenece a este complejo deportivo, ha sido remozado, la matrícula del profesor y gloria deportiva de éste municipio Luis Mariano Verdecia, aumenta cada día y estoy seguro que en los próximos meses tendremos peloteros de perspectivas”.

Es evidente que la voluntad no tiene límites, apreciar in situ lo que acontece diariamente en éste municipio, de unos ciento cinco mil habitantes es digno de reconocer. Por fortuna son más los que integran el bando de los que aman y construyen, parafraseando al Maestro.

¿Duda usted, que un día, representantes de Contramaestre integren alguna delegación cubana a los Juegos Olímpicos de la Juventud?…Está demostrado que debemos asumir los retos, pero con mucha exigencia en el terreno

Deja un comentario

Archivado bajo áreas deportivas, campo de tiro, Contramaestre, implementos, Lumumba, masividad, Singapur., talentos deportivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s