Una deuda que no admite más plazos

Es común en cualquier pueblo de esta isla, escuchar criterios acertados de estrategia militar, porque los enemigos nos han obligado a prepararnos para cualquier contingencia, además desde que el almirante genovés Cristóbal Colón llegó a finales del siglo XV, y se le ocurrió decir que esta es la tierra más hermosa que ojos humanos han visto, a unos cuantos en el norte y otros del lado de allá del Atlántico se le hizo la boca agua, pero hasta ahí.

Tuvimos mambises y guerrilleros, para que nos dieran la tranquilidad que hoy disfrutamos, a ellos el agradecimiento. Se desarrolló la cultura, se amplió la atención médica, al fin surgieron las oportunidades para todos, y el deporte permitió que los cubanos demostraran su talento y cualidades físicas.

Es por donde vengo, es mi objetivo, porque también de béisbol se habla apasionadamente en este país, en el ómnibus, en los parques, y en cuanta esquina usted se encuentre en su andar cotidiano, la gente opina, emite criterios que en la mayoría de los casos están muy bien fundamentados…

“He visto mucha pelota en mi vida, de manigua, de triple A, de doble A, de grandes ligas, y no me las sé todas, pero algo conozco”…así me dijo un jubilado del sector ferroviario en Contramaestre, que en diciembre cumplirá 76 años, Aristónico Fonseca Verdecia.

Y aprovecho para dialogar con alguien que mucho puede aportar en lo que pretendo acerca de ese deporte en Contramaestre, donde según cuentan se jugó mucho béisbol en los años 1944, 45 y hasta 1947, incluso existió un equipo de jugadores semiprofesionales que bautizaron con el nombre de “Rifleros”, la mayoría no eran de este pueblo, vinieron a trabajar en las zafras del Central: “América” y llegaron a integrar ese elenco.

“De más está decir que esos hombres venían aquí por unos pesos que le pagaba el dueño del central que en definitiva era el patrocinador del equipo, por acá pasaron los hermanos Vargas, “Chiquitín” Cabrera, “Cañón” Lombillo, Yiqui de Souza, los hermanos Blanco, Rafael “San” Noble que llegó a jugar en las Grandes Ligas y un cienfueguero que murió hace unos años aquí, Benigno “Cuchilla” Catalá, un hombre que quiso mucho a este pueblo y se ganó el respeto y el cariño de la gente. Tremendo Pitcher.

Después de escuchar esta historia, me intereso por lo que ha ocurrido con el pasatiempo nacional en este municipio, que ha logrado aportar algunas figuras a las series nacionales, y que para muchos constituye punto de referencia a la hora de valorar los resultados.

En las primeras series estuvieron los lanzadores Osberto LLópiz, Faustino Pantoja, Luis Mariano Verdecia, y el receptor-jardinero William Mendoza, después el inicialista Ramiro Díaz, los también pitchers Luis Enrique Nápoles, Leodanis Menendez y Rubén Rodríguez Medrano, éste último el de mejores resultados con los equipos santiagueros, pues participó en dieciséis series nacionales y terminó con excelente balance de ganados y perdidos al acumular 98 victorias y 61 derrotas, y un promedio de efectividad de 4.67 carreras limpias por juego de nueve entradas.

Hoy Contramaestre tiene tres representantes en la preselección indómita para la serie XLIX, los lanzadores Enrique Pérez y Edialver Valentín, y el jardinero Yaicel Pérez, el primero con experiencia del año anterior, y los dos últimos integrantes del equipo Santiago de Cuba que ganó este año el título en el Campeonato Nacional Juvenil.

Sin embargo la afición deportiva, muy conocedora de esta disciplina quiere disfrutar de los triunfos en los campeonatos provinciales, pero los equipos que han tenido la misión de regalar esas satisfacciones están todavía lejos de alcanzar ese objetivo. Son muchos los detalles por resolver y entre esos aparece la masividad como elemento imprescindible para encontrar los futuros talentos, jugar sistemáticamente es una fórmula que ha demostrado efectividad y por ese camino debemos transitar si aspiramos a revertir la situación.

En las peñas deportivas del municipio se discute acerca del tema, hay criterios que pueden resultar muy beneficiosos para el futuro desarrollo del béisbol en esta localidad, es evidente que el talento existe, se impone el seguimiento y el futuro ingreso a los centros especializados para su desarrollo, sólo así se puede saldar la deuda con el pueblo que espera lo que tanto merece.

Deja un comentario

Archivado bajo alvaro alvarez, cualidades fisicas, masividad, peña deportiva, polemica, swing en el diamante, talentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s